BLOG‎ > ‎

DE LAS REMUNERACIONES DE LOS SOCIOS Y OTRAS PERSONAS RELACIONADAS A LA EMPRESA

publicado a la‎(s)‎ 31 mar. 2015 8:18 por Rodrigo Astorga

Hace poco un cliente me consulto cual era el mejor tipo de empresa para iniciar un negocio, yo le comente que dependía de muchos factores, si tenía socios, el tipo de aportes y etc, etc. Y con gran orgullo y cara de victoria me contesto que ya sabía que una SAC era mejor que una EIRL porque su contador le había dicho que si tenía una EIRL “no podría ponerse un buen sueldo”. Esta respuesta me divirtió mucho, pero también me motivo a hacer esta nota, ya que hay mucha confusión en los empresarios con respecto a este punto, así que paso a explicarles que SÍ pueden pagar y la Ley Laboral como la Societaria no los limitará, pero sí se enfrentarán a una complicación tributaria.

 

Límites a la deducción de las remuneraciones

De acuerdo al literal n) y ñ) del artículo 37º de la Ley del Impuesto a la Renta, son gastos deducibles del Impuesto, las remuneraciones que por todo concepto correspondan al titular de una EIRL, socios o asociados de personas jurídicas, así como las remuneraciones del cónyuge, concubino o parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad, del propietario de la empresa, titular de la EIRL o socio y asociado de personas jurídicas; siempre que se acredite el trabajo que realizan en el negocio. Para probar que trabajan en el negocio será necesario que se encuentren registrados en el libro de planillas y que se realice las retenciones del Impuesto a la Renta de quinta categorí­a y las aportaciones sociales correspondientes.

Hasta aquí nuestra primera observación, la ley no distingue entre EIRL o SAC o SAA, se aplica por igual a todas las empresas. Dicho esto, explicamos la complicación tributaria: el reglamento de la Ley del Impuesto a la Renta señala que en caso dichas remuneraciones excedan el valor de mercado, el exceso sobre el valor de mercado no será deducible de la renta bruta de tercera categoría del pagador.

Es decir si pagamos demasiado a las personas vinculadas a las empresas entonces el monto en exceso no podrá deducirse del impuesto a la renta. OJO no dice que no podemos pagarlo, solo que no lo podemos deducir del impuesto de la empresa, este monto tendrá el mismo tratamiento que una utilidad recibida por el socio.

Pero entonces viene la pregunta, ¿Cómo sabemos lo que es el valor del mercado?, ¿quién nos lo dice?... lo primero que deben saber es que no tiene nada que ver con el mercado, no tendrán que preguntarse por lo que otras empresas hacen, la Ley establece una forma muy exacta de calcularlo.

 

Determinación del valor de mercado de las remuneraciones

El Reglamento de la Ley del Impuesto a la Renta ha establecido una serie de reglas para poder determinar el valor de mercado de las remuneraciones de los socios o accionistas y la de sus parientes; dichas reglas deben de ser aplicadas en orden de prelación y de manera excluyente, es decir, en la medida que sea aplicable la primera regla ya no se aplicarán las demás.

Primera Opción: Si en la empresa hay trabajadores que realicen funciones similares a la de los sujetos materia de comparación, se considerará valor de mercado la remuneración del trabajador mejor remunerado que realice funciones similares dentro de la empresa. En caso esta regla no sea aplicable, se pasará a la segunda opción.

Segunda Opción: Si en la empresa hay trabajadores que se ubiquen dentro del grado, categoría o nivel jerárquico equivalente dentro de la estructura organizacional de la empresa, se considerará valor de mercado la mayor remuneración entre dichos trabajadores. En caso esta opción no sea aplicable, se analizará a la tercera regla.

Tercera Opción: Si en la empresa hay trabajadores de grado, categoría o nivel jerárquico inmediato inferior (de acuerdo a la estructura organizacional de la empresa) al de los sujetos materia de comparación, se considerará valor de mercado el doble de la mayor remuneración de dichos trabajadores. En caso esta regla no sea aplicable, se pasará a la siguiente opción.

Cuarta Opción: Si en la empresa hay trabajadores de grado, categoría o nivel jerárquico inmediato superior (de acuerdo a la estructura organizacional de la empresa) al de los sujetos materia de comparación, se considerará valor de mercado la menor remuneración de dichos trabajadores. Si esta opción no fuera aplicable, se pasará a la siguiente opción.

Quinta Opción: El valor de mercado será el que resulte mayor entre la remuneración convenida por las partes, sin que exceda de 95 UIT anuales, y la remuneración del trabajador mejor remunerado de la empresa multiplicado por el factor de 1.5

A manera de conclusión podemos decir que las limitaciones a los sueldos de las personas relacionadas a la empresa no son societarias ni laborales sino tributarias, que sí pueden asignarse los sueldos que deseen, pero que el tratamiento tributario será diferente (más trabajo para el contador). Por último estas limitaciones se aplican a todos los tipos de empresas EIRL, SAC u otras indistintamente.

Comments